viernes, 27 de mayo de 2011

Una mañana de un viernes.








LLevaban una semana acampados representando a toda una sociedad indignada. Primero fue Plaza del Sol (Madrid) y poco después Plaça Catalunya (Barcelona). Debatían en asambleas problemas de todos, que afectan a la población entera: Corrupción en políticos, alta tasa de paro, la crisi mundial generada por la avaricia creciente de los bancos, recortes en la educación y sanidad pública. Cualquier inquietud podía aparacer. Imposible que alguno de estos aspectos no te afecte.

Durante el día eras libre de coger el micrófono y expresar tus opiniones o reflexiones las cuales eran recogidas en su totalidad. No quedaban en el aire. Habían diferentes comisiones que se encargaban de canalizar y ordenar toda la tormenta de ideas generadas. El ambiente era sano, cordial y limpio. Parecía que estuviéramos dormidos pero todo lo contrario.

Todo esto cambió el viernes por la mañana cuando el Ayuntamiento de Barcelona decidió que ese lugar debía ser saneado por la brigada de limpieza municipal alegando problemas de salud pública. El detalle fue que para realizar este trabajo se desplazó con ellos una dotación de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra (policía catalana), la cual invitó a los manifestantes a a abandonar de la Plaza. Por supuesto los Acampados se negaron ya que para limpiar el lugar no hacía falta ni abandonarla ni que la brigada de limpieza estuviera custodiada por hombres, vestidos de negro, con trajes espaciales armados hasta las cejas. Por tanto las fuerzas del orden, aquellas que nos tienen que proteger y padecen los mismos problemas que el pueblo usaron la fuerza y la violencia de forma indiscriminada por las calles de Barcelona como sucedia en una Catalunya en blanco y negro. La respuesta de la sociedad fue volver a ocupar la plaza de forma pacifica pero esta vez con más fuerza y demostrando que estamos unidos.

Sin duda fue un momento emocionante ver como Barcelona mostraba su rechazo al uso de la fuerza y tan sólo la usaba para aplaudir más y más intensamente. Me siento orgulloso de haber estado en aquel lugar y en aquel momento en mi ciudad. Sin duda pasará a la historía.

Qué sucederá después de todas esta manifestaciones?. El tiempo lo dirá.

2 comentarios:

Ada sin h dijo...

Hice clik en "siguiente blog" desde mi cuenta google y apareció el tuyo, me encantó. Gracias San Blogger :)

Pasaré seguido.

Hermes dijo...

Hola!
Pues agradecido estoy a tu cuenta Google por haberte llevado a mi blog. Muchas gracias por tu comentario.
Te espero seguido por aquí.